campaña vuelta al cole

Hemos vuelto a la rutina, a la normalidad. O al menos, a una normalidad digital. Mucho más cercana a la normalidad del futuro, en el que el espacio físico es relativo porque las acciones se pueden desarrollar en entornos digitales.

El marketing se ha tenido que reinventar para ofrecer productos distintos y adaptados a la nueva realidad de la vuelta al cole. Productos capaces de cubrir las nuevas necesidades surgidas como consecuencia de la llegada del Coronavirus a nuestras vidas, pero también capaces de satisfacer nuestros deseos como estudiantes, padres y niños que tienen preferencias distintas.

 

¿Por qué esta campaña de “La vuelta al Cole” es tan distinta?

La respuesta es evidente. Las familias tienden a tener menos poder adquisitivo que otros años por la situación económica pero, sin embargo, han de adquirir los materiales de todos los años (encarecidos por el IPC) y otros nuevos derivados de la situación de excepcionalidad: Portátiles, tablets, mascarillas, geles hidroalcohólicos…

 

¿A quién hay que dirigirse?

Para la campaña de la vuelta al cole es necesario hacer un ejercicio de revisión de perfiles dentro de esta vuelta al cole. Como en la mayoría de productos dirigidos a los niños, podemos diferenciar entre usuarios/consumidores y clientes. Esto resulta clave a la hora de plantear estrategias de comunicación y marketing, porque será importante saber a quién le hablamos para determinar el tono, el mensaje, los elementos a resaltar y los canales en los que debe fluir la comunicación.

Usuarios: son los que van a dar uso a los productos ➡ Los alumnos

Clientes: son los que tienen poder adquisitivo y efectúan la compra de los productos ➡ Los padres

 

¿Cómo debemos vender en esta campaña de la vuelta al cole?

Resulta esencial destacar cinco pilares clave que deben reunir nuestros productos/servicios y que deben resaltar en nuestras campañas de la vuelta al cole:

Cubrir necesidades: relacionado de manera directa con la funcionalidad básica que cubre cada producto.

Satisfacer deseos: el producto debe ser capaz de adaptarse a los gustos dentro de los usuarios (especialmente de los niños, que serán quienes lo usarán y quienes tendrá mayor poder de decisión)

Aportar valor: el producto/servicio debe destacar ante los de la competencia. Esto se puede fortalecer mediante la inclusión de funcionalidades adicionales que faciliten la elección del consumidor.

Ser “divertidos”: deben “entrarle por los ojos” a los usuarios, los niños. Parece evidente, pero podemos caer en el error de centrarnos en las funcionalidades y descuidar otros elementos de atracción.

Generar tranquilidad para los padres: en una situación tan delicada como la actual, este pilar cobra una importancia vital. Los productos deben contribuir, de una forma u otra, a preservar la salud de los niños.

Y finalmente, si el producto o servicio cumple con los cinco pilares, habrá que elaborar una estrategia que determinarán las acciones de la campaña de la vuelta al cole bien desarrollada para maximizar el impacto en el mercado.

SERVICIOS TOP

Plan de Marketing Digital

Campañas Social Media

Ecommerce

Campañas SEO

Oganización de Eventos

¿Dónde estamos?

Santa Cruz de Tenerife

Las Palmas de Gran Canaria

Powered by Digital Kronos